Entrevista a Oihana Sanzberro Aracama y Alejandro Delgado Gómez

Una nueva entrevista profesional de Documanía 2.0 ve la luz y en esta ocasión le toca el turno a Oihana Sanzberro Aracama, Directora de la Fundación Asmoz, orientada a la formación continua on line y sita en San Sebastian (Gupuzcoa) y Alejandro Delgado Gómez, Director del Diplomado en Administración y Preservación de Archivos Digitales que imparte la fundación Asmoz. Antes de la entrevista vamos a conocer un poco más a nuestros protagonistas:

Alejandro Delgado Gómez

Alejandro Delgado Gómez

Alejandro Delgado Gómez

Técnico de archivo, con responsabilidad en sistemas de archivo, documentos electrónicos y administración electrónica, en el Ayuntamiento de Cartagena, consultor, investigador y mienbro de diferentes comites científicos nacionales e internacionals. Para ver en detalle su curriculum podeis pinchar aqui

Oihana Sanzberro Aracama

Oihana Sanzberro Aracama

Oihana Sanzberro Aracama

Es Licenciada en Economía y Directora de la Fundación Asmoz, creada ésta en el seno de Eusko Ikaskuntza-Sociedad de Estudios Vascos y la cual cuenta con una trayectoria de diez años dedicada a gestionar cursos de formación propios y ajenos, de Universidades y otras Instituciones

Tras las presentaciones os ponemos a continuación la entrevista, siendo las 3 primeras preguntas respondidas por Oihana Sanzberro Aracama y las restantes por Alejandro Delgado Gómez:

Pregunta: Para los que no la conozcan, ¿Cuál es la principal finalidad de la Fundación Asmoz?

Respuesta: La Fundación Asmoz fue creada en el seno de Eusko Ikaskuntza-Sociedad de Estudios Vascos y cuenta con una trayectoria de diez años dedicada a gestionar cursos propios y ajenos, de Universidades y otras Instituciones. Tenemos vocación de servicio público, por eso somos una Fundación sin ánimo de lucro dirigida por un Patronato.
Nuestro principal objetivo es ofrecer formación continua de calidad a través de las redes telemáticas contando para ello con los mejores profesores de cada disciplina. El equipo de trabajo está constituido exclusivamente por Titulados Superiores y Técnicos con amplia experiencia en Docencia on line.

P: A modo de resumen, ¿Qué proyectos están llevando a cabo actualmente la Fundación Asmoz?

R: Por un lado, destaca la formación universitaria que viene llevando a cabo desde hace varios años, en colaboración con diferentes universidades (UPV/EHU, UNED, UPNA, UPPA, UASLP), y que dará comienzo a su edición 2012/2013 a partir de septiembre, con 17 cursos de postgrado o especialización, como por ejemplo: Derecho Ambiental, Derecho del Comercio Internacional, Ordenación y Gestión del Territorio (Urbanismo y Mercado en Latinoamérica), Argumentación Jurídica, Derechos Humanos en un Mundo Global, Estudios Vascos y Administración y Preservación de Archivos Digitales.
Por otro lado, en la actualidad, dentro del marco Escuela 2.0 se está llevando a cabo la realización de un proyecto cuyo objetivo principal es dar a conocer la relevancia del medio rural y del desarrollo de las zonas rurales a los/las jóvenes en edad escolar a través de las denominadas Weβquest. Se trata de un tipo de actividad didáctica que consiste en una investigación guiada, con recursos principalmente procedentes de Internet, que promueve el trabajo cooperativo y la autonomía de los alumnos e incluye una evaluación auténtica.
El último bloque principal de la actividad de la Fundación lo componen los cursos propios de formación continua, principalmente on line, como son E-administración y E-documentos, Gestión de documentos y Administración de archivos o Metadatos, entre otros.

P: En esta sociedad tan tecnológica y con ello tan cambiante ¿Cómo afecta esta situación a la formación que imparten en la Fundación?

R: La irrupción de las nuevas tecnologías en la sociedad de la información y del conocimiento ha revolucionado los modos y maneras de crear y difundir contenidos y de acceder y compartir los mismos en todos los ámbitos.

Internet, ha pasado de ser una herramienta o un canal que nos ayuda a trabajar en el espacio físico, a ser una gran plataforma, un nuevo espacio virtual en rápida expansión y continuamente cambiante, mucho menos controlable que el espacio físico, y donde reina la creatividad. Un espacio con sus propias leyes, y que está ampliando de manera radical el horizonte de posibilidades de las personas.
De manera que, la incorporación de las TIC supone un cambio en sí mismo y, como todo proceso de cambio, genera reacciones ante el mismo de muy diversa índole y que cabe manejar con sumo cuidado. Así, la incorporación de nuevos materiales, la introducción de planteamientos curriculares innovadores o nuevos comportamientos y prácticas de enseñanza, son cambios que están relacionados con los procesos de innovación en cuanto a mejoras en los procesos de enseñanza-aprendizaje se refiere. Pero esto es sólo la punta del iceberg, puesto que las dificultades están relacionadas con el desarrollo de nuevas destrezas, comportamientos y prácticas asociadas al cambio, así como con la adquisición de nuevas creencias y concepciones vinculadas al mismo, tanto por parte del equipo docente como del alumnado.
En este sentido, en la Fundación se está impulsando un cambio en las metodologías y estrategias educativas donde el enfoque se centra en al alumnado, que tiene un papel activo en el proceso de aprendizaje.
De esta manera, se apuesta por un modelo de formación abierto y por competencias, basado en el aprendizaje colaborativo, accesible desde cualquier lugar y en el que cualquiera puede aportar su conocimiento y transmitirlo al resto de la comunidad.

P: En unas semanas dará comienzo el Diplomado en Administración y Preservación de Archivos Digitales avalado por el Archivo General de la Nación de México ¿Cómo definiría la situación archivística de Latinoamérica en la actualidad?

R: Latinoamérica ha experimentado un notable avance en lo que se refiere a archivística en los últimos años. Muchos países han desarrollado legislación muy novedosa y en algunos de ellos el archivero juega un papel muy relevante. Queda mucho por hacer, por supuesto, pero algunos países de Latinoamérica gozan de una situación envidiable, vista desde la situación europea.

P: ¿Cree que existen diferencias en la gestión archivística entre Latinoamérica y España?

R: Hablamos el mismo idioma, y eso significa que muchas de nuestras tradiciones, incluida la archivística, son similares. Latinoamérica, quizá por las diferentes situaciones administrativas, parece haber impulsado más el desarrollo de los archivos en los últimos años, pero nuestros principios, metodologías y prácticas tienen mucho en común. Quizá esto constituye un inconveniente, dado que a nivel internacional se está produciendo una renovación muy radical de la profesión que no tiene demasiado reflejo en lengua española. Un pensamiento renovado y cooperativo del mundo de habla hispana sería probablemente necesario, para adecuarnos en común a las nuevas realidades.

P: En su opinión ¿Cuáles son los retos que debe conseguir la archivística para adaptarse a las nuevas tecnologías?

R: No sólo los archiveros, todos los ciudadanos y profesionales, nos encontramos ante un entorno tecnológico sin precedentes, que se une a otros factores sociales, culturales, económicos, políticos, etc. Constituye un auténtico reto, pero también una enorme oportunidad. El principal objetivo es, como dijo Terry Cook, dejar de pensar en los documentos electrónicos con mentes de papel. Esto es muy difícil, dependiendo de las generaciones; pero debemos tener en cuenta que el uso de tecnologías de la información y de tecnologías de convergencia universal está creando un universo informativo en permanente desplazamiento, invisible, invasivo, inestable, reutilizable, multipropósito, etc. Precisamente lo contrario de nuestro convencional entorno en papel. Las funciones de la información digital y de los documentos de archivo en papel son las mismas, sobre todo sustentar testimonio de acciones. Sin embargo, nuestro objeto de trabajo cambia radicalmente, y con él deben cambiar nuestros métodos y procedimientos. Nuestro principal reto es perder el miedo: diferentes períodos han conocido diferentes maneras de gestionar la información y el conocimiento dependiendo de las tecnologías en uso; nosotros tenemos que aprender a pensar de los documentos electrónicos “con mentes electrónicas”, a pensar que el conocimiento es más volátil, pero no por ello menos importante. Por supuesto, tenemos que replantearnos por completo como mantener la continuidad del testimonio en un entorno por naturaleza perecedero.

P: El archivero, como preservador de la información, ¿Qué cualidades considera necesarias para desarrollar una laboral efectiva en el entorno digital?

R: Ante todo, debemos dejar de plantearnos la separación entre producción y preservación. Ya no podíamos hacerlo en un entorno en papel, pero en un entorno digital extremadamente inestable esperar a que nos vengan las cosas desde el sistema de preservación significa que en el futuro no tendremos nada que preservar. Es decir, si queremos preservar debemos introducirnos en los sistemas de producción e insertar nuestros controles y procesos. Las actuales tecnologías lo permiten, y lo permitirán cada vez más. Quizá debemos cambiar nuestra perspectiva (o más bien la perspectiva de nuestras organizaciones) acerca de ser “enterradores de documentos” para convertirnos en “vigilantes de la evidencia”. Esto implica adquirir nuevas destrezas: gestión del riesgo, análisis de procesos, diseño de esquemas de metadatos, formulación de nuevas proposiciones de valor. En cuanto a la preservación, implica que tenemos que asumir el axioma “nada dura para siempre” y pensar en términos, más que de preservación a largo plazo, de continuidad digital durante tanto tiempo como seamos capaces.

P: ¿Qué valoración le da a las últimas Normas UNE-ISO 30300:2011 sobre Sistemas de gestión para los documentos? ¿Como afectan éstas a los archivos?

R: La familia ISO 30300 tiene una virtud esencial: la integración de los procesos de gestión de documentos con los procesos de gestión. En línea con la respuesta anterior, si el archivero no interviene desde la misma fase de análisis y diseño de un sistema, no tiene posibilidad de preservar testimonio de nada en un entorno digital. Esto es algo que la familia ISO 30300 parece tener muy claro: intervención proactiva, reutilización, gestión en entornos terriblemente distribuidos, etc. Puesto que es una norma para la industria, la familia no entra en consideraciones teóricas y sigue manteniendo el lastre de la separación de la gestión de documentos en tribus profesionales separadas, al estilo de ciertas tradiciones anglosajonas. Pero también es cierto que se percibe en ella el substrato teórico del “recordkeeping” integrador que, poco a poco, va avanzando a nivel internacional y que no es desconocido, en otros términos, a la tradición en lengua hispana.

P: Para terminar, ¿nos podría dar una breve valoración sobre la situación actual de los procesos de gestión documental y el mercado laboral en nuestro sector?

R: Es cierto que, en los actuales momentos de crisis económica sistémica, hablar de modo optimista del mercado laboral en cualquier sector sería imprudente. Por supuesto, esto es más cierto en la Zona Euro que en Latinoamérica, que crece al mismo ritmo que Europa decae. Las posibilidades allí son mucho mayores, y debe tenerse en cuenta que la exigencia de una mayor transparencia, el empuje de la administración electrónica o la diseminación cultural sobre la web constituyen nichos de los que los archiveros pueden sacar muy buen partido, si saben jugar sus cartas. Una legislación de apoyo, las adecuadas alianzas estratégicas y, sobre todo, un currículo renovado como el que se mencionó anteriormente son esenciales. Los archiveros son quizá los profesionales de la información con mejores posibilidades, siempre que “nunca piensen de los documentos electrónicos con mentes de papel”.

Una vez más, esperamos que os haya resultado de interés esta doble entrevista en Documania 2.0 y esperamos poder seguir acercándoos los comentarios y experiencias de muchos profesionales que nos sirven de modelo para seguir avanzando en nuestra profesión.

Agradecer a los entrevistados el tiempo que nos han dedicado y felicitarles por la gran labor que desarrollan en sus quehaceres diarios

3 Respuestas a “Entrevista a Oihana Sanzberro Aracama y Alejandro Delgado Gómez

  1. Héctor Chaves

    Buena la entrevista y muy claros y concretos los conceptos.
    felicitaciones

  2. Muchas gracias por tu comentario Hector. Nos alegra que te haya gustado la entrevista. Para septiembre seguiremos procurando hacer mas entrevistas de vuestro interes.
    Saludos

  3. Es cierto que los archiveros debemos cambiar de mentalidad y que la naturaleza de los documentos se ha trasnformadao y nos transforma, pero, ¿tanto como para aceptar que ‘nada es para siempre’?. No deberíamos aportar una perspectiva de seguridad y continuidad a largo plazo frente al ‘inmediatismo’ actual?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s