Evolución material del libro III: La Edad Media

rollo

En el post anterior sobre la evolución material del libro, “Egipto, Grecia y Roma”, habíamos concluido que el papiro tuvo que hacer frente a la aparición del pergamino.

Existe una leyenda ampliamente extendida en la que se cuenta cómo el pergamino compitió con el papiro debido a la rivalidad entre las ciudades de Alejandría y de Pérgamo: Se dice que desde Alejandría se dejó de abastecer a esta de papiro, material del cual disponía el monopolio, y que por ello Pérgamo hubo de encontrar un material con el que sustituirlo: El pergamino, el cual recibe su nombre de esta ciudad.

Lo cierto es que ya se venía utilizando el pergamino en Egipto desde el II milenio a.C., y que este gano la mano al papiro debido a las ventajas que presentaba: Era un soporte más fácil de conseguir que el papiro, mucho más duradero y resistente, y de mejor calidad. Aunque también era mucho más caro, puesto que para obtener las pieles necesarias para un solo documento debían sacrificarse un gran número de animales.

El siguiente vídeo muestra la forma artesanal en que se fabricaba el pergamino en la Edad Media:

Sea como fuere, ambos materiales dieron lugar a la que será la revolución más duradera de la historia del libro: el paso del formato volumen o rollo, al formato codex o códice ya en los primeros siglos de la era cristiana.

pergamino-libro

El códice está conformado por un conjunto de hojas rectangulares de pergamino o de papiro que se doblan formando cuadernillos y que, al unirse a través de la costura, forman el códice completo. El formato tenía su antecedente en las tabillas de cera de las que hablamos en el post anterior.

Las ventajas que ofrecía este nuevo formato son:

  • Su uso era más sencillo ya que no había que ir desenrollándolo por un extremo y enrollándolo por el otro; Incluso para buscar un pasaje específico, a diferencia del rollo que se tenía que desenvolver por completo.
  • El rollo debía sujetarse con las dos manos, mientras que el codex deja una de ellas libre.
  • Facilidad de guardar y apilar los documentos en las bibliotecas; es más compacto con el consecuente ahorro de espacio.
  • Ofrece además la posibilidad de escribir por las dos caras de todas sus páginas.
  • Es más resistente y duradero que el rollo, puesto que no corre el riesgo de aplastarse o estropearse por sus extremos llegando a perder, incluso, parte de la información contenida.
  • Señalar el título y contenidos de los documentos era más fácil.

Bibliotecas

Los primeros códices se fabricaban, al igual que los rollos, en papiro, más ligero y fácil de transportar que los volúmenes de pergamino. Sin embargo, el papiro necesitaba reforzarse por el dorso para evitar que se rompieran por la costura por lo que finalmente se prescindirá de este material.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s