27 de mayo. Dia del Documentalista

    Hoy 27 de mayo se celebra el Día del Documentalista en homenaje a Raymundo Gleyzer, documentalista argentino, el cual fue secuestrado el 27 de mayo de 1976 por un grupo de  paramilitares durante la dictadura militar argentina, y que desde entonces permanece desaparecido.

    Por iniciativa del Movimiento de Documentalistas se conmemora cada año este recordatorio, que si bien es mas conocido en el cono sur americano no debe de olvidarse por estos lares.

    El 25 de septiembre de 1941 nace en Buenos Aires Raymundo Gleyzer, sus padres eran actores del teatro independiente y el se cría en este ambiente.

    Despues de estudiar cine en la Universidad de La Plata, Raymundo comenzó a realizar numerosos documentales en donde fueron confluyendo sus intereses políticos.

    Su primer experiencia documental fue “La tierra quema”, de 1964, en donde analizaba la situación del sertao en el nordeste brasileño.

    Emparentadas con esta temática, se encuentran diferentes realizaciones en el interior de Argentina “Ocurrido en Hualfin”, “Ceramiqueros de Tras la Sierra”, “Quilino” –codirigida con Jorge Prelorán-, etc.

    Su primer largometraje fue “México: la revolución congelada” (1970), donde teoriza respecto a la situación mexicana y traza un paralelo con el peronismo.
Aunque sabia que no existía una organización perfecta, Raymundo consideraba “que la incorporación a una organización que tenga un proyecto político concreto para la toma del poder es la misión fundamental de todo cineasta, de todo revolucionario que no lo sea nada mas que en palabras”. (Documentos/testimonios)

    Hacia 1971, cuando ingresa al PRT-ERP, realiza los comunicados de dos acciones del ERP. Después de la masacre de Trelew del 22 de agosto de 1972, realiza “Ni olvido ni perdón” montando una entrevista televisiva a los asesinados.

    De 1972 es también “Los Traidores”, su único film de ficción. Allí se cuenta el ascenso de un burócrata sindical, y su posterior ajusticiamiento por una agrupación armada.

    Raymundo consideraba que se podía producir un sinnúmero de films políticos pero estos solo lo veían los intelectuales y que los verdaderos destinatarios debían ser los trabajadores, por eso el grupo comienza a llevar el cine político y fundamentalmente “Los Traidores” a la gente, yendo a los barrios, a los sindicatos, a las fábricas. Así se concreta la agrupación “Cine de la Base”, en conjunto con militantes del PRT (en su mayoría) que participaban de la realización de las películas.

    El corto “Me matan si no trabajo, y si trabajo me matan” (1974), fue su última película y trata sobre el problema del saturnismo (intoxicación con plomo) en los obreros de INSUD. Os lo dejamos para que le echeis un vistazo:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s