Cuando la moda prima sobre la profesionalidad [Opinión]

Visto en Tierra de LectoresAyer se hizo público el informe sobre los Perfiles profesionales del Sistema Bibliotecario Español: fichas de caracterización   del Consejo de Cooperación Bibliotecaria y en él se pretenden definir los perfiles profesionales que debe haber en el sistema bibliotecario español, o al menos una aproximación.

Hay que resaltar que en dicho informe se comienza diciendo que la figura del bibliotecario no está bien definida, por lo que creo que primero habría que centrarse en este aspecto, que personalmente creía ya más que solventado, y se sabían de sobra las funciones que tienen encomendadas los bibliotecarios, aunque parece ser que no, y todo antes que crear nuevos perfiles. (pero este es otro tema)

En el mismo texto también nos dicen, y me resulta poco alentador, lo siguiente:

La realidad de los servicios bibliotecarios necesita muchos perfiles híbridos con funciones y competencias que en muchas ocasiones van más allá de las descritas en el documento y que en muchas ocasiones van más allá de nuestra disciplina de Información y Documentación.

El informe incluye algunos perfiles que por lo menos, a pesar de que lo hayan realizado expertos en la materia, habría que  poner en duda, ya que parece que el  buscar una mayor especialización y especificación de los perfiles profesionales puede llegar a límites desconocidos y a la vez poco creíbles (por no decir absurdos), como es el caso del perfil Bibliotecario experto en Asuntos Jurídicos, y que una de sus funciones es Tramitar los asuntos relacionados con tribunales y juzgados, o lo que es lo mismo, ejercer de abogado para la biblioteca. Otro perfil que me ha hecho particular gracia es el Bibliotecario Unipersonal que según el informe:  Se ocupa, él solo, de toda una biblioteca, por lo que debe cumplir con todas las funciones bibliotecarias básicas, o lo que las personas normales denominamos Bibliotecario, a secas y con mayúsculas.

Pero lo que realmente me llamó la atención del informe fue que se incluye un perfil muy relacionado con el Marketing, las Relaciones Publicas y la Publicidad, y no tanto con las Ciencias de la Documentación (que son las que principalmente nos ocupan)  y que no es otro que el popular Community Manager,  que es incluido en el informe, como otra denominación del perfil llamado Bibliotecario encargado de la web social, y aquí me gustaria destacar que en dicho informe  no se lo denomina Community Manager Bibliotecario como ya se han aventurado algunos a renombrar.

Me sorprende que se pretenda vincular una profesión con otra, pues, seamos realistas, no tienen nada que ver. Es evidentemente que en el cometido de sus funciones, el Community Manager puede ser un profesional muy válido y bien valorado por sus resultados, y que según AERCO es aquella persona que preserva la identidad digital de la compañía, pero de ahí a compararlo con un bibliotecario, o peor aún, decir que éste ejerza unas funciones de las que no tiene formación de base y carezca de habilidades para ello, es cuanto menos una falsa dicotomía.

Si se quiere poner un Community Manager en la biblioteca para gestionar la web social, con sus redes sociales incluidas, y que vele por el buen hacer y la imágen de la institución, que se ponga, es el profesional mejor indicado para ello, pues tiene una formación y unas habilidades para llevarlo a cabo de forma satisfactoria, aunque habría que resaltar que, creo, no se han realizado estudios de utilidad, viabilidad, rentabilidad o resultados de utilizar a este profesional en una biblioteca y si vale para algo o no (si se han hecho, por favor decirme cuales son para leerlos)  pero por favor, no pretendáis que un bibliotecario, con una formación en la mayoría de los casos humanística y  multidisciplinar (o al menos me gusta pensarlo), ejerza una profesión que esta orientada al cliente, no al usuario, y que promueve la venta de productos y el beneficio empresarial y no el enriquecimiento cultural que la biblioteca, desde sus origenes, hace de una manera ejemplar.

Por último decir, que como toda moda, puede seguir, cambiar u olvidarse, y la web social, con pocos años de vida,  no se  sabe si fraguará en un futuro próximo o pasará a mejor vida, por lo que creo que hay que ser coherente a la hora de hablar de la profesionalidad y de las profesiones, y no pretender subirse al primer carro que pase por la puerta, sin saber ni ha donde va ni la dirección que lleva.

About these ads

7 Respuestas a “Cuando la moda prima sobre la profesionalidad [Opinión]

  1. Pingback: JuliánMarquina...

  2. Hola, soy un community manager bibliotecario y creo que merezco [merecemos] un turno de réplica.

    He tenido la “suerte” de ver cómo trabajaba un CM (para abreviar) en una biblioteca y el resultado ha sido bastante nefasto. La jerga se puede aprender, se puede insistir en que estamos para prestar servicio al usuario, pero es muy difícil quitarles esa mentalidad de marketing y finanzas que llevan de casa.

    No se trata de que el CM de una biblioteca haga propaganda de productos, sino de servicios, y por eso esa función la debe hacer un bibliotecario. ¿Ofrece la biblioteca un catálogo de obras digitales? ¿Puede pedirse el carné desde casa? ¿Hay cursos de formación? Muchos usuarios terminan haciendo sus consultas a través de las redes sociales en lugar de acercarse a su biblioteca o llamar por teléfono (porque están lejos, porque es más rápido, por lo que sea). Además, puedes ayudar a que otros bibliotecarios descubran herramientas y recursos que desconocían. En definitiva, se trata de una forma más de extensión bibliotecaria que no debemos dejar en manos de otro perfil profesional.

    Si dejamos esa función a personal externo, por mucha formación que tenga en otros ámbitos, estamos permitiendo que nos coman el terreno (una vez más). No podemos quejarnos de intrusismo profesional (que hay mucho) si a la vez queremos que nuestro trabajo lo haga otro.

    Puedes leer algo más sobre redes sociales y bibliotecas aquí: http://www.slideshare.net/bne/informe-bibliotecas2-0gloriaperez

    • Muchas gracias por tu comentario, decirte que por supuesto que tenéis derecho a réplica, este blog es abierto y escuchamos todo lo que tengais que decirnos.
      Respecto a tu comentario solo tengo que decirte que a lo mejor deberías reflexionar y ponerte en la piel de los CM, que es posible que también piensen en el intrusismo al que aludes, pero en el lado inverso. Esta claro que todos luchamos por lo nuestro, unos de una forma y otros de otra.

      Muchas gracias de nuevo por escribirnos
      Saludos

  3. Creo que estás equivocado, yo creo que un bibliotecario sí que puede ejercer de community manager. Porque un bibliotecario está capacitado para gestionar información y está acostumbrado a resolver las dudas de sus usuarios. Al mismo tiempo que los bibliotecarios nos debemos adaptar a los nuevos tiempos y los nuevos tiempos de la gestión de la información nos llevan a movernos en el entorno de la web social y las redes sociales.

    • Muchas gracias por tu comentario Francisco, te lo agradezco
      Pienso que no estoy equivocado, simplemente opino diferente, a mi entender, amén de equivocarme, la biblioteconomía se enmarca en las Ciencias de la Documentación y no de la Información, por lo que me gusta creer que gestionamos Documentación, dejando la gestion de información a profesionales con conocimientos y habilidades para ello, como es el CM,

      Muchas gracias de nuevo por habernos escrito

      Saludos

  4. Pingback: JuliánMarquina...

  5. Pingback: Perfils professionals bibliotecaris | Observatori professional

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s