Archivo mensual: marzo 2011

[Casi] Habemus nueva Ley de depósito legal

Más de 50 años han pasado desde la aprobación de la actual legislación española en materia de depósito legal. Concretamente un Decreto, el del 23 de diciembre de 1957, que complementan las Órdenes del Ministerio de Educación y Ciencia de 30 de octubre de 1971 y de 20 de febrero de 1973.
 
Cierto que el origen del depósito legal en España  habría que buscarlo en las Regalías para las Reales Bibliotecas de El Escorial, de 1616, y de Madrid, de 1716. Con ellas nos situamos como el tercer país del mundo en tener lo que hoy llamamos depósito legal.

IVA cero para los libros!!!

Es la petición que elevará el sector de las librerías a Bruselas el próximo mes de Abril según cuenta Fernando Valverde, Presidente de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), a Europa Press en una entrevista con motivo del Congreso Nacional de Libreros que se celebrará en Las Palmas de Gran Canaria entre el 16 y el 19 de marzo.
O al menos “que el IVA de lo digital se equipare al del libro en papel, ya que ahora soporta el 18 por ciento” puntualiza inmediatamente.
 
En efecto, el IVA aplicable al libro en formato papel hasta ahora era del 4% (España es el único país que aplica este IVA superreducido), mientras que el del libro electrónico, al considerarse servicio, asciende hasta la friolera del 18% actual.

La gran oportunidad económica que ofrece el libro

No es necesario convencer a un bibliotecario de la tremenda importancia del libro y de la lectura. Tampoco es un producto poco conocido en un mercado como el español, en el que la industria editorial representa un impresionante 1,3% de su PIB (Datos oficiales de 2009). En cambio, el libro sigue siendo materia pendiente de muchas administraciones públicas y de nuestra sociedad.
 
Tanto es así, que aún hoy podemos encontrar en la prensa diaria artículos como este, en el que las bibliotecas y el acceso a Internet son aún promesas electorales y no una realidad: ABC Ed. Sevilla. Espadas promete biblioteca e Internet para todos los barrios de Sevilla.
 
Pero la intención de este post no es la de criticar, como tantas veces se ha hecho ya, las políticas en materia de cultura, ni las deficiencias en los planes del libro y la lectura.